SHINOVA      “LA BUENA SUERTE”

Cantaba SHINOVA en 2016 que había sido el año más extraño de sus vidas, sin saber que su quinto disco ‘La Buena Suerte’ (Warner Music, 2021) iba a ejercer de tarot musical. Un disco escrito mayoritariamente antes de la pandemia de la COVID-19 en el que muchas de sus canciones parecen estar narrando la nueva normalidad en la que estamos sumergidos. Un nuevo álbum que se diferencia a nivel rítmico y melódico de sus anteriores trabajos, pero que consigue mantener la esencia de SHINOVA. La producción, a cargo de Manuel Colmenero en los estudios Sonobox, ha potenciado los rasgos de la banda que eran necesarios para lograr una evolución musical. El resultado: Un disco optimista que actúa como salida de emergencia.

‘La Buena Suerte’ empieza con una clara declaración de intenciones: ‘Puedes apostar por mí’, un primer título que pide al público que haga lo que ha estado haciendo hasta ahora, apostar por ellos, apostar por la música. Y lo hace con una fuerza especial que solo te puedes imaginar viviéndola en directo. Las bases rítmicas consiguen una contundencia que roza lo tribal, y nos lleva a nuestros instintos más primitivos, haciendo que nuestro cuerpo se mueva sin siquiera darnos cuenta. Muy destacable el trabajo de batería y todos los elementos de percusión que se utilizan. Una canción que advierte el sonido que se va a encontrar a lo largo de los 11 temas que componen ‘La Buena Suerte’.

Es improbable tener buena suerte sin ser un poco optimistas y, desde el optimismo, nace ‘Ídolos (Los mejores momentos están por llegar)’ una canción que nació, sin saberlo, para dar luz a los días grises en los que estábamos en la primavera del 2020, en los que la mayoría de las series nos hacían llorar y dejamos de guardarnos las ‘Palabras (ft. ELE)’ que estamos acostumbrados a callar. Porque tendemos a movernos al filo de la cornisa y rellenar con palabras vacías un silencio necesario que explica mucho más que cualquier forma gramatical y que, de tanto rellenarlo, siempre acaba por explotar.

Una vez hechos ‘Gigantes’, solo queda un territorio más que conquistar: el universo. Así que subidos al ovni y acariciando las estrellas, llegamos al final del disco. ‘Ovnis y estrellas’, un tiempo lento que es un golpe de realidad en noches de insomnio. Un abrir los ojos ante la vida a veces tan simple y otras tan complicada como apostar por alguien. Pero SHINOVA sí quiere –y puede– apostar por ti. Sí quiere apostar por la buena suerte: la tuya y la suya.